Declaración de justicia racial de la Junta de Pensiones

June 23, 2020

Él te ha declarado, oh, hombre, lo que es bueno. ¿Y qué es lo que demanda el SEÑOR de ti sino practicar la justicia, amar la misericordia y andar humildemente con tu Dios?

— Miqueas 6:8 (Nueva Versión Estándar Revisada)

La historia está llena de momentos cruciales, aquellos en los que recordamos cosas que ya existían antes o después de ese momento específico. A raíz de los disturbios tras el trágico asesinato de George Floyd, los Estados Unidos se encuentran en un momento crucial de ese tipo.

George Floyd se ha unido a un larga e ininterrumpida línea de afroamericanos que han muerto a manos de policías que no respetaron su juramento de proteger y servir. Otros han sido asesinados por guardianes autodenominados del statu quo. El expresidente Barack Obama dijo de este momento: “Las olas de protestas en todo el país representan una frustración genuina y legítima por el fracaso de muchas décadas para reformar las prácticas de la policía y el sistema judicial penal en general en los Estados Unidos”. La Junta de Pensiones de la Iglesia Presbiteriana (E.U.A.) ha tomado una profunda consciencia de estas frustraciones y las compartimos; deben ser las frustraciones de todos los americanos.

El reverendo Dr. J. Herbert Nelson II, Secretario Permanente de la Iglesia Presbiteriana (EE. UU.), ha retado a la Iglesia declarando: “Ya no podemos escondernos diciendo que no es controvertido”. El reverendo Frank Clark Spencer, Presidente de la Junta de Pensiones, hace eco de las amonestaciones del reverendo Nelson y el presidente Obama declarando que “el dolor y sufrimiento profundo entre los afroamericanos está a plena vista. Como agencia de la Iglesia Presbiteriana (E.U.A.), la Junta de Pensiones está comprometida a alcanzar el objetivo de desmantelar el racismo estructural”.

Al tomar pasos tangibles intencionales y colaborar dentro de nuestras esferas de influencia y fuera de ellas, seremos un aliado activo para realizar el cambio y veremos la realización de esta meta. De lamento a esperanza, de esperanza a un cambio real. El cambio empieza hoy mismo.

La posición de la Junta es respaldar la igualdad racial y oponerse a los prejuicios profundamente arraigados en contra de los afroamericanos y otras personas de color solo por el color de su piel.

Continuaremos manteniendo en nuestros pensamientos y oraciones tanto a nuestro país como a las familias y los seres queridos de todos aquellos que están sufriendo, directa o indirectamente, por los eventos que resultaron de este momento crucial. Únase a la Junta y a toda la Iglesia Presbiteriana (E.U.A.) en la búsqueda para ser un aliado del cambio.

Quince de nuestros colegas afrodescendientes prepararon la declaración anterior. En febrero del 2020 la Junta de Pensiones creó un Consejo de Liderazgo para la Diversidad, Igualdad e Inclusión (DEILC), el cual está desarrollando una estrategia y un plan de acción para cumplir con el llamado de la Iglesia para desmantelar el racismo estructural. Dicho Consejo avaló unánimemente esta declaración y se la presentó al Equipo Ejecutivo y la Junta Directiva de la agencia. Compartimos con ustedes esta declaración con el apoyo completo de toda la Junta.